La historia que hoy os traemos, está envuelta entre el mundo del motor y el mundo de la imagen personal. Se trata de una de esas historias que a priori parece que no tienen sentido, pero que sus personajes hacen que cada pieza encaje a la perfección.

Sus protagonistas Ángel y Sara. Él mecánico de Peugeot y piloto de carreras; ella peluquera. Entre rugidos de motores y cambios de imagen, estos chicos, fueron forjando su amor y pensaron que había llegado el día de dar un paso más. Decidieron casarse, y para ello, eligieron un lugar precioso. Se trataba del Lago de Arcos de la frontera, en las instalaciones del Mesón de la Molinera. La celebración transcurrió dispuesta alrededor de la piscina, y mientras el sol se escondía y nos regalaba uno de los más bonitos atardeceres, se divisaba al fondo la hermosa imagen de Arcos que se iluminaba y regalaba a los protagonistas de esta historia, la que seguro fué, una noche inolvidable.

Muchas gracias por confiar en nosotros y dejarnos ser partícipe de tan magnífica velada. Esperamos haber estado a la altura y haber podido recolectar cada detalle de vuestro gran día, vuestra Boda, en nuestras fotografías. Que seáis muy felices.

By | 2018-03-13T12:08:54+00:00 marzo 4th, 2018|Noticias|